Una familia feliz celebrando sus hijos.
WavebreakMediaMicro/stock.adobe.com

Contesta 4 Preguntas, Mejora Tu Estilo de Crianza

Beryl Meyer
Martes, Septiembre 11, 2018

Contesta nuestro breve cuestionario para descubrir tu estilo de crianza y cómo tus respuestas pudieran ayudar con tu enfoque. 

1. Últimamente, la rutina de tu hijo pequeño a la hora de ir a dormir se ha topado con obstáculos. Para que retome su rutina, tú:
A. Lo meces en tus piernas, frotas su espalda y le cantas suavemente hasta que se duerma. 
B. Le das un chupete, reacomodas sus colchas, y sales a hurtadillas de su dormitorio. 
C. Básicamente te das por vencida y lo traes a tu cama contigo.
D. Soñolientamente le dices a tu pareja que es su turno para levantarse.

2. Estás preparando los almuerzos para tus hijos, así que les empacas:
A. Todas sus comidas favoritas, ¡claro está! 
B. Lo que sobró de la cena de anoche.
C. Arepas con queso o perros calientes.
D. Están suficientemente grandes... pueden preparar sus propios almuerzos. 

3. Es el cumpleaños de tu hijo y para que su día sea algo especial, tú:
A. Preparas una fiesta de sorpresa en casa, le horneas un pastel, llenas bolsas con regalos para sus amigos, y le entregas a tu hijo un lindo regalo.
B. Lo llevas con la familia a su restaurante de pizza favorito, y le cantan “Cumpleaños Feliz” mientras el mesero le trae un trozo de pastel con una velita. 
C. Le obsequias ir al cine con su mejor amigo; con palomitas de maíz y refrescos incluido.
D. Permites que tenga una fiesta de pijamas y dejas que haga sus propios planes.

4. Tu estudiante de escuela primaria está sobrecargado con tareas y comienza a atrasarse. Tú: 
A. Llamas a sus maestros para discutir el asunto, te sientas con tu hijo todas las noches y lo ayudas con los deberes, y le haces seguimiento regularmente para asegurarte que se va encaminando.
B. Eliminas cualquier distracción de su dormitorio para que pueda estudiar en paz. 
C. Le caes atrás para que haga sus tareas. 
D. Lo pones sobre aviso, y lo dejas tranquilo. 

Tu Estilo de Crianza
Suma el número de Aes, Bes, Ces o Des para descubrir cómo enfocas la crianza de tus niños.

Mayoría de Aes: Literalmente cumples con todo y siempre satisfaces las necesidades y los deseos de tus hijos. Pero ten cuidado, y no te acostumbres a sobrepasarte en tus obligaciones pues el hábito de hacer demasiado terminará agotándote. ¿Cómo evitarlo? Comienza por poner límites cuando se trate de las exigencias de tus hijos.

Mayoría de Bes: Sabes establecer un equilibrio saludable entre las necesidades de tus niños y las tuyas estableciendo límites, pero manteniéndote flexible y abierta. También mantienes unas expectativas realistas, lo que te ayuda a reducir el estrés. Parece que tu estilo “bastante bueno” funciona muy bien para ti, ¡y tu familia!

Mayoría de Ces: A veces te pones en una posición inestable cuando se trata de tus hijos, porque la falta de control que sientes sobre cada decisión que tomas te pone en camino hacia el agotamiento. Procede con cautela, y usa de lo que has aprendido, lo que funciona y lo que no, para así recuperar la confianza.

Mayoría de Des: Te has quemado hasta el punto de querer darte por vencida y de necesitar ayuda… ¡inmediata! Habla con tu cónyuge, el clérigo local o un consejero de salud mental para ayudarte a alinear tus recursos internos y volver de nuevo a una posición estable.