Mujer agotada, bostezando.
Antonioguillem/stock.adobe.com

Consejos Para Padres Agotados

Piensa en ti primero para hacerlos a todos felices
Katelin Walling
Martes, Septiembre 11, 2018

Tus hijos dejaron los zapatos en medio del pasillo, y tu primera reacción es perder los estribos y pegarles un grito. Te estás distanciando de tu pareja porque consideras que no colabora a la par contigo a la hora de realizar las tareas domésticas. Tu salud mental, física y emocional se desborona porque siempre te sientes estresada.

Si este cuadro te es familiar, no estás sola. Ese agotamiento de los padres – que es provocado por el estrés prolongado, constante e intenso que conlleva ser padres – se ha vuelto algo creciente y común. Una encuesta reciente de más de 2,000 padres reveló que ellos pueden experimentar agotamiento en casa igual que los profesionales lo sufren en sus trabajos. Y muchos de los entrevistados padecen síntomas similares: se sienten cansados, menos productivos y competentes, y retraídos emocionalmente al menos una vez por semana – manifestaciones también reflejadas por el agotamiento profesional. Menos conocido, sin embargo, es el antídoto: “tiempo para uno mismo”. 

“[Las mujeres frecuentemente] se obligan a estar al tanto de todos los que están en sus vidas”, dice Gail Saltz, M.D., psiquiatra y autora de The Power of Different. Hacerlo al máximo nivel de esfuerzo, mientras ignoran sus propias necesidades emocionales o físicas, puede consumir a las mujeres, afirma Saltz, dejándolas incapaces de cuidarse a sí mismas o a los demás. “Si no te pones tú primero la máscara de oxígeno”, advierte, “no podrás ayudar a quienes te rodean”. 

Reconecta Contigo Misma...
Entonces, ¿Qué es eso de tiempo para ti, y de qué sirve? “[Es] tiempo de recuperación”, dice Elizabeth Lombardo, Ph.D., autora de Better Than Perfect: 7 Strategies to Crush Your Inner Critic and Create a Life You Love. “Cuando disponemos de este tiempo para nosotros mismos, podemos acercarnos a quienes de verdad somos, y ese ser verdadero que somos es la persona que tiene menos estrés, y que es compasiva y afectuosa”. Cuando eres quien eres de verdad, añade, “Eres mucho más divertida en compañía, y eres mucho más tolerante”. 

Eso es de especial importancia ya que los niños observan a sus padres constantemente. “Es modelar un comportamiento positivo para que ellos puedan ver que mamá se toma tiempo para ella”, dice Lombardo. “Eso es algo bueno”.

Y si algo de culpabilidad comienza a invadirte cuando haces algo para ti misma, sencillamente recuerda: Eres un ser humano. “Todo el mundo necesita tiempo para sí mismo; forma parte de nuestra composición elemental”, dice Lombardo. “Hazte este recordatorio, ‘Al tomarme este tiempo para mí estoy siendo en realidad una buena mamá porque así puedo interactuar mejor con mis hijos. Puedo estar más presente’”.

...Y Con Tu Pareja
Es igual en lo que se refiere a tu conexión con tu cónyuge o pareja. “Es necesario tomarnos tiempo para que nuestra relación primaria se mantenga saludable”, dice Saltz. Cuando te consume por completo el cuidado de tus hijos, pudieras abandonarte de tu pareja. Antes de que puedas darte cuenta, tienen menos comunicación y comienzan a sentirse desconectados. Ese estado de aislamiento puede inclinar la balanza del agotamiento dramáticamente. “Cuando atravesamos niveles altos de estrés, se afecta nuestra habilidad para razonar”, afirma Lombardo. “Tendemos a pensar de forma más negativa”.

Cuando tus recursos internos se van desgastando, por naturaleza humana te tomas las cosas más a pecho y te enfadas más de lo necesario. El antiguo dicho de “Cuenta hasta 10 y respira profundamente” es un formidable recordatorio que te ayudará a despejar tu mente y a reenfocarte en ti y en tu relación.

Tómate Tiempo
Una vez que te hayas dado permiso para apartar algún tiempo solo para ti – aunque sea tan poco como de 10 a 15 minutos diarios al comienzo – un buen próximo paso es decidir cuándo es el mejor momento de hacerlo, dice Saltz. ¿Es cuando tu pareja está en casa para cuidar de tu hijo pequeño? O si es que deseas hacer algo con tu cónyuge, ¿es cuando un abuelo está disponible para cuidar del niño? Al igual que cepillarte los dientes, apartar tiempo para ti tiene que ser parte esencial de tu día. Y tener un sistema de apoyo establecido puede facilitar tus “escapadas” – y reducir sentimientos de culpabilidad por pensar que abandonas a tus hijos.

Esfuérzate por Hacerlo
“Una vez que hayas identificado lo que deseas hacer, decide cómo lo vas a hacer”, Lombardo recomienda. “Si vives cerca de una playa, puedes ir allí a caminar. Si es tan solo sentarte en un sitio cálido, quizás sea tomar un baño tibio. Eso significa que consideres lo que deseas hacer y las opciones que tienes para hacerlo”. 

Si te sientes bloqueada y necesitas una idea para iniciarte en apartar tiempo para ti misma, trata esto:

Practica el cuidado personal. Duerme una siesta, o imagínate en un lugar de mucha calma y paz, “adonde puedes ir como de vacaciones imaginarias”, dice Lombardo. O tómate tiempo libre para embellecerte, y te haces una manicura/pedicura.

Escapa de tu rutina. Ve a un café o a un parque local para ver pasar a la gente o admirar el paisaje. Un simple cambio de ambiente puede ayudar a revitalizar tus sentidos.

Cultiva tu lado creativo. Ya sea escribir en tu diario/cuaderno, pintar, tejer o dibujar, tus talentos creativos pueden ser formidables canales para dar expresión a tu vida emocional. No tienes que ser excelente al hacerlo – derivar placer de cualquier cosa que hagas es el objetivo de apartar tiempo para ti. 

Ponte en marcha. “Pienso que hacer ejercicios es importantísimo porque de verdad que ayuda con tu estado de ánimo, salud mental y salud física”, dice Saltz. La clave es encontrar una actividad que te funcione, te libere de estrés y te haga sentir bien, para que disfrutes realizarla.