Mamá aplicando protector solar a una niña pequeña.
Ermolaev Alexandr/stock.adobe.com

Protección Contra el Sol en el Verano

¡Mantén a tus hijos protegidos!

En el Sur de la Florida, tenemos días soleados prácticamente todo el año. Sin embargo, durante los meses de verano pasamos más tiempo al aire libre – así que es mayor el riesgo de que los niños estén expuestos a los rayos dañinos del sol. He aquí cómo minimizar el peligro: 

Desde Que Nacen Hasta Los 6 Meses
• Los bebés de menos de 6 meses de edad deben mantenerse fuera de la luz directa del sol; cuando estén al aire libre, asegúrate de mantenerlos bajo la sombra de un árbol, de una sombrilla o de la cubierta del cochecito.
• Viste a los bebés con ropa ligera que cubra sus brazos y piernas, y ponles sombreros de ala ancha que protejan su cuello.
• Si no cuentas con la ropa y la sombra adecuadas, aplícale una cantidad mínima de bloqueador solar con un factor de protección solar (SPF por sus siglas en inglés) de 15 en zonas pequeñas, tales como la cara y el dorso de las manos. Nota: Como prueba de reacciones alérgicas, unta protección solar en la espalda del bebé antes de aplicar más.
• Recuerda: Demora unos 30 minutos para que la protección solar se absorba o "penetre" y que sea efectiva; planifica de manera adecuada.

6 Meses+
• La primera y mejor línea de defensa contra la exposición a los dañinos rayos ultravioleta es cubrirse bien. Mantén a los niños en la sombra siempre que sea posible, y limita su exposición durante las horas de mayor intensidad – entre las 10 a.m. y 4 p.m.
• Aplícale un protector solar resistente al agua, de amplio espectro con un SPF de 15 o mayor a las zonas de la piel de tu hijo que no estén cubiertas por ropas; ten mucho cuidado en especial alrededor de los ojos y evita los párpados. 
• Vuelve a aplicar el protector solar cada dos horas, o después de haber nadado o sudado, y asegúrate de utilizar lo suficiente – alrededor de 1 onza por aplicación. 
• La mayor parte de los rayos solares pueden penetrar a través de las nubes incluso en días nublados, así que utiliza protector solar aunque esté nublado.

Fuente: The American Academy of Pediatrics.