Una madre afroamericana medita con sus dos hijos pequeños.

fizkes/stock.adobe.com

Promover la espiritualidad en nuestros niños

La espiritualidad fomenta autoestima y resiliencia

Es probable que tu hijo le haya preguntado: “¿Por qué es importante compartir, portarse bien y ser amable?”. La respuesta puede ser fácil para los padres que profesan una religión: así es como Dios les dice que se comporten. Pero para aquellos que no lo son, la respuesta puede ser menos obvia. Y la clave pudiera radicar en la espiritualidad.

En términos generales, la espiritualidad se define como la creencia y el cuidado del espíritu o alma humanos. Implica una sensibilidad hacia algo más allá del mundo material o físico y una estructura de creencias que puede ayudar a los niños la diferencia entre el bien y el mal. Existen razones prácticas para desear criar hijos con profunda vida espiritual, ya que las investigaciones demuestran que los niños con un sentido de espiritualidad bien desarrollado son más felices, poseen hasta un 80 por ciento menos de probabilidades de sufrir depresión e incluso un 50 por ciento menos de probabilidades sufrir de abuso de sustancias en la adolescencia.

Cuatro maneras de enseñar espiritualidad

El solo hecho de apreciar los méritos de la espiritualidad no significa que tus hijos tendrán una vida espiritual. Los padres pueden iniciarlos en ese camino mediante estas cuatro maneras.

El corazón espiritual de las celebraciones

La Pascua, el Ramadán y otras festividades religiosas, ampliamente celebradas, ostentan un componente espiritual que los padres pueden aprovechar. Son un buen pretexto para hablar sobre la importancia de pasar tiempo en familia, intercambiar buenos deseos y cuidarse unos a otros. Por su propia naturaleza, el Día de Acción de Gracias es una celebración excepcional para abordar el tema de la espiritualidad desde una luz positiva y festiva.

Al natural

La naturaleza siempre está presente en la vida de los niños de Miami. Valorar la naturaleza y cuidar el medio ambiente puede mostrar a los niños que se necesita un esfuerzo colectivo para convivir en sociedad. No debemos tirar basura porque así no solo dañamos la naturaleza sino también a nosotros mismos. Hacer que los niños transiten el camino hacia la espiritualidad natural puede ser tan simple como contemplar las estrellas en la noche. La idea es que nazca en ellos la sensación de que apenas somos una parte mínima de un universo más grande.

Leer juntos historias con lecciones espirituales

Los libros constituyen una vía formidable para alentar la espiritualidad dentro de la familia. Los libros para niños giran generalmente en torno a un tema moral que suele tratar la espiritualidad de manera elemental. El Book Club de The Children’s Trust tiene muchas obras que nos presentan la importancia de la bondad, la comprensión y otros temas de vida espiritual. Todos los niños del condado Miami-Dade, desde el nacimiento hasta los 5 años, pueden inscribirse en este club, si envían un mensaje de texto con la palabra “Leer” al 786.460.CLUB (2582).

Vincular espiritualidad a los tiempos actuales

La espiritualidad es un recurso inestimable para desarrollar la resiliencia en aquellos niños que pueden sentirse confundidos o entristecidos ante los problemas actuales. La investigadora y psicóloga clínica Lisa Miller, de la Universidad de Columbia, declaró a Raising Sages que las experiencias espirituales pueden ayudar a los niños a lidiar con las crisis, resistir la presión de los compañeros y evitar influencias negativas como las drogas y el alcohol. Creer en algo más grande que ellos mismos les ayuda a ser más resistentes frente a los problemas de la vida.