Un niño hispano se ve abatido durante la pandemia de coronavirus.

Anchalee/stock.adobe.com

La Depresión se Suma a los Peligros que Encaran los Niños Durante la Pandemia

Los adolescentes son especialmente vulnerables durante el aislamiento

Han pasado cuatro meses, y contando, y el impacto que la pandemia del coronavirus ha infligido a nuestro bienestar mental es sustancial. Ahora, imagina la clase de emociones que puede estar provocando en nuestros niños, quienes suelen tener poca experiencia lidiando con cambios dramáticos. Mientras que los niños son resilientes, COVID-19 ciertamente está poniendo a prueba los límites de esa fortaleza. Es muy probable que tu hijo esté experimentando un significativo declive emocional, si no es que está sufriendo de depresión.

De por sí, esa desafortunada realidad es bastante sobrecogedora, pero con las restricciones y limitaciones en los recursos para la salud y el bienestar mental del presente, el enfrentar estas situaciones puede parecer imposible. Las buenas noticias es que no tiene que ser así. El primer paso es hacer una rigurosa evaluación del estado emocional de tu hijo, ayudarlos a permanecer mentalmente fortalecidos y encontrar los recursos para apoyarlos en estos tiempos retadores es el próximo.

Evaluar el Estado Mental de tu Hijo
Para prevenir que tu hijo descienda en una potencial crisis de salud mental, primero tienes que evaluar cómo está lidiando con la situación actual. Charlen sobre cómo se sienten como parte de su rutina diaria. Ayuda a tus hijos empleando algunas de las ideas para reportar su estado emocional que rompen los estigmas sobre bienestar mental y que realmente pueden ser divertidas. Les puedes preguntar a tus hijos que te den un Reporte del Tiempo Interno (¿soleado, tormentoso, nublado?), calificar sus sentimientos en una escala del 1 al 10 (10 siendo el mejor), preguntarles sobre sus mejores y peores momentos del día o pedirles que describan su estado de ánimo en términos de una película o canción.

Los padres deben estar listos para indagar más profundo si sus hijos no están dispuestos a compartir. Hay varias señales de alerta a las que debes prestar atención, pero todos, incluyendo a los niños, experimentaremos altas y bajas emocionales durante esta pandemia. El poder distinguir entre variaciones regulares y señales de problemas serios podría ser dificultoso. Tu hijo podría estar de mal humor, pero ese estado generalmente se limita a no más de un día, mientras que la depresión clínica y otras situaciones más serias persisten por más de 24 horas.

“Un niño deprimido puede afligirse sobre el mismo problema por un periodo de tiempo inusual”, explica Michele Borba, Ph.D., psicóloga educacional, experta en crianza y autora de The Big Book of Parenting Solutions: 101 Answers to Your Everyday Challenges and Wildest Worriest. “Mientras algunos niños parecen recuperarse y continuar con sus vidas, un niño deprimido carece la habilidad de superarlo”.

Presta Mucha Atención a los Adolescentes
Los adolescentes son particularmente vulnerables a la depresión y otros retos de la salud mental por una variedad de razones sociales, culturales y psicológicas. Información anecdótica problemática de 211 Miami debe representar una bandera roja para los padres de Miami Dade. Cora Paterson, manager de la línea de ayuda auspiciada por The Children’s Trust, le dijo a Time.com que el volumen de llamadas se ha más que duplicado desde el comienzo de la pandemia, con muchas de estas interacciones de parte de adolescentes solicitando ayuda.

“Normalmente recibimos llamadas de personas con pensamientos suicidas, pero nos hemos percatado que más llamadas provienen de adolescentes, algunos que ya han hecho planes, como ingerir medicamentos para una sobredosis”, dijo Paterson. “Es difícil porque están con los padres en la casa todos los días. Algunas veces son los mismos padres quienes los hacen sentir de esta manera, basado en cómo les hablan o hasta incidentes de abuso. Ahí es cuando pensamos un plan de seguridad, sobre lo que pueden hacer para mantenerse fuera de riesgo o, si tiene pensamientos suicidas, qué pasos tomar para preservar su seguridad”.

Cómo Pueden Ayudar los Padres
Mientras que los padres pueden sentirse ineptos para enfrentar circunstancias fuera de su control, ellos siguen siendo el mejor recurso para mantener a sus niños en un estado mental saludable. Un ambiente hogareño positivo es crucial considerando que ellos pasarán aún más tiempo del usual ahí contigo. Es aconsejable tener cierta estructura, aunque sea verano. Cenas familiares de manera regular pueden ser la mejor manera de nutrir una relación – trata de involucrar a tu hijo en la preparación, hacer la comida y limpiar, a manera de comienzo.

“La sensación de un ambiente seguro y positivo donde las relaciones realmente son importantes es esencial y tendrá un efecto duradero a largo término”, dijo el doctor Gil Noam, fundador y director de The PEAR Institute (Partnerships in Education and Resilience) en el Hospital McLean y la Escuela de Medicina de Harvard.

Doctor Noam le dijo al sitio web de Boys and Girls Clubs of America que los niños pequeños necesitan que sus padres estén disponibles y a poca distancia lo más posible, mientras que niños de edad escolar necesitan estructura, pero con espacio para hacer concesiones. De acuerdo con el doctor Noam, los adolescentes necesitarán más espacio y una buena manera para los padres acercárseles es simplemente mirar películas y escuchar música juntos y dejarles saber que están disponibles para comunicarse si ellos así lo desean.

Obtener Ayuda Cuando la Necesitas
Si sospechas que tu hijo está sufriendo de depresión, pídele a tu médico de cabecera o pediatra que te provea un referido para consultar con el profesional de salud mental apropiado. “Nadie conoce a tu hijo mejor que tú. Si sospechas que algo está mal, es muy probable que estés en lo correcto”, dijo Borba.

También hay otros quienes pueden proveer servicios de salud mental para familias de bajos ingresos como el Instituto para la Salud del Niño y la Familia (ICFH) que provee servicios de salud mental que incluyen terapia individual y familiar para los niños y los adolescentes en el Condado de Miami Dade. Otras opciones de telemedicina para asistencia de salud mental incluyen MD Live, que permite a los pacientes conectarse con doctores y pediatras y tener acceso a servicios de terapia de salud del comportamiento y psiquiatría cuando es necesario, y TalkSpace, una manera conveniente y asequible para iniciar el proceso de mejoramiento de la salud mental de tu hijo con tarifas que comienzan en $25 a la semana.

Los padres y los niños también pueden llamar al 211 Miami para hablar con operadores entrenados que apuntarán a los niños en la dirección correcta para obtener ayuda y calmarlos en momentos de estrés y tensión extremos.