Niñito cantando y tocando la guitarra.
Africa Studio/stock.adobe.com

El Arte del Agradecimiento

5 maneras creativas en que los niños pueden decir gracias
Elisa Chemayne Agostinho
Viernes, Noviembre 9, 2018

Sentar a los niños regularmente a escribir notas de agradecimiento puede que ya no esté a la orden del día, pero enseñarles a reconocer la amabilidad de los demás no pasa de moda, y no solo porque es lo correcto.

Los estudios demuestran que los beneficios que los niños pueden cosechar al dar gracias, como una mayor felicidad y adaptabilidad, un aumento en el intelecto, un mejor sueño y un sistema inmunológico más fuerte, no deben ser ignorados. Así que anima a tus hijos a expresar su gratitud en formas divertidas y únicas. Estas cinco opciones fuera de lo corriente son un buen comienzo.

1. Hagan una obra maestra. A los niños les encanta crear, así que dale a tus pequeños una caja de crayones y una hoja de papel en blanco, y pídeles que den las gracias con una obra de arte especial. Si no pueden entregarla en persona, toma una foto de ellos sosteniéndola, y envíala por mensaje de texto a su destinatario. También podrías colocar la imagen en tu página de Facebook o Twitter para que otros la vean y, tal vez, animarlos así a enviar su propio agradecimiento a alguien que se lo merece.

2. Siembren “flores de gratitud”. Cultivar semillas de flores en recipientes limpios de cristal que de otro modo serían reciclados, es una forma económica para que los niños “lo digan con flores” cuando deban agradecerle a alguien por haber tenido una gentileza con ellos. Bono: Cultivar las semillas es además una oportunidad divertida de aprender.

3. Canten una canción. Un clip de video de tu hijo cantando algunos compases de una cancioncilla apropiada, como “You Are My Sunshine”, “Gratitude” de Earth, Wind & Fire o “In My Life” de los Beatles, enviada a la casilla electrónica deseada, de seguro hará que el recipiente sonría todo el día. 

4. Hagan una buena acción. Todos conocemos el antiguo refrán: “Las acciones valen más que las palabras”. Lleva a tus hijos a ponerlo en práctica pidiéndoles que hagan cosas para otros como, por ejemplo, realizar una tarea doméstica, hacer algún encargo u ofrecer sus servicios de guardería. Solo asegúrate de que lo que sugieras sea apropiado para su edad.

5. Envíen una golosina. Ya sea un plato de brownies caseros, una tarjeta de regalo para un café o incluso una barra del caramelo favorito de alguien atada con un lazo, decir gracias de forma atrayente al paladar es siempre un regalo bien aceptado.