Los padres están molestos con su hija.

Be free/stock.adobe.com

Tiempos Híper Estresantes para los Híper Padres

Aprende a dar un paso hacia atrás, a soltar y alienta la independencia durante la pandemia

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, pero muchos de nosotros (y tú sabes quién eres) nos hemos desviado hacia territorio intensivo de crianza, dirigiendo y monitoreando cada movimiento de nuestros hijos. Ahora que todos estamos lidiando con una pandemia indefinida, muchos de esos hábitos han sido reforzados y han producido consecuencias negativas. 

Este comportamiento exagerado, que incluye rescatar a los niños a la primera señal de problemas o desilusión, puede hacer más daño que bien porque limita a los niños de cometer – y aprender – de sus errores. En general, los niños con padres helicóptero tienden a ser menos abiertos a nuevas ideas y acciones y más vulnerables, ansiosos, dependientes y cohibidos. 

Entonces, ¿cómo rompes el modo híper-crianza durante estos momentos de híper-estrés? 

Escucha. En lugar de empujar tus anhelos e intereses a tus hijos, escucha sus deseos y necesidades y apóyalos en esos esfuerzos aun si sientes que te estás rindiendo ante actividades que tú consideres poco productivas (¡como los videojuegos y las redes sociales!). Celebra a tu hijo por quien es (tal vez no el mejor atleta o un becario de Rhodes) y deja a un lado tus expectativas. 

Un paso atrás. Deja de controlar cada movimiento y permíteles a los niños ser niños. Déjalos correr adentro (si hay espacio) o afuera, explorar la naturaleza, correr bicicleta, rasparse la rodilla. Necesitas comenzar a confiar en tu hijo para que él o ella aprenda a tener seguridad en sí mismo. “Nuestra ansiedad es la que será el ‘cuco’ o mayor obstáculo en esta situación. Algo muy positivo que podemos hacer para el bienestar y aprendizaje en general de los niños es controlar esos impulsos”, dijo Wendy Tuohy, Editora de Vida Diaria del diario Sydney Morning Herald

Quédate tras bambalinas. Enséñale a tu hijo a cómo resolver ciertas situaciones por propia cuenta. Eso significa que cuando él o ella hable con sus amigos, en lugar de tú comunicarte con esos padres a la primera señal de acoso escolar o comportamiento impropio online o en persona, si es que has coordinado citas de juego, les permitas tomar acción. Motiva a tus hijos a resolver sus problemas, así aprenderán a defenderse por si mismos. 

Afina destrezas para tomar decisiones. Habla con tus hijos sobre la importancia de tomar buenas decisiones y aceptar la responsabilidad por sus acciones. Este ejercicio variará dependiendo de la edad de tu hijo, pero puede ser tan simple como permitirles seleccionar una actividad veraniega y tan delicado como manejar una dificultad social entre amigos. Al permitirles a tus hijos descubrir sus debilidades, fortalezas, metas y sueños por cuenta propia los ayudas a alcanzar el éxito. 

Recuerda, el fracaso es parte de la vida. El fracaso es uno de los mejores momentos de enseñanza durante la crianza. Solo a través de prueba y error los niños pueden desarrollar resiliencia y madurar como individuos que pueden navegar las inevitables altas y bajas de la vida. Existe una tendencia de exagerar las cosas, tal vez más durante estos momentos de estrés que vivimos, pero resiste, dice Lenore Skenazy, presidenta de la organización sin fines de lucro Let Grow y autora de Free-Range Kids: How to Raise Safe, Self-Reliant Children (Without Going Nuts with Worry). “Todo está bien. Nuestros niños no van a venirse a menos aun si están durmiendo, jugando videojuegos o mirando una maratón de You Tube. De hecho, están creciendo, simplemente porque los niños siempre están creciendo y aprendiendo de todo – ya sean castillos de naipes, pistolas Nerf, Barbies, baños, videos, pero más que nada del recurso vital, más raro y preciado que el papel de inodoro: tiempo libre.