Padre afroamericano y madre le hacen cosquillas a su hija en casa.

Mediteraneo/stock.adobe.com

Siete Ideas Para Añadir Diversión al Aprendizaje Remoto

Además del trabajo escolar, ofrece a tus hijos algo que ellos desean

Desde luego, nos encantaría ver a nuestros hijos entusiasmados con la vuelta a la escuela mediante el aprendizaje remoto, pero la realidad es que la perspectiva de pasar todo un día, como en estricto horario escolar, en la propia habitación o la sala de la casa puede ser muy abrumadora (entiéndase: ¡aburrido!). Regresar a la escuela es bastante difícil para la mayoría de los niños, pero puede resultar francamente desalentador hacerlo sin muchas de las alegrías que eso implicaba antes: tiempo con los con amigos, algún coqueteo breve con la enamorada/enamorado, juegos durante el receso, deporte después de la escuela o cualquiera de las numerosas actividades divertidas que acompañaban la asistencia a la escuela en su variante tradicional.

Parte de tu trabajo como padre es aprovechar al máximo incluso aquellas circunstancias que no son ideales. Eso significa inspirar a tus hijos a hacer su mejor esfuerzo durante esta nueva normalidad de aprendizaje escolar remoto. Pero, al mismo tiempo, significa añadir un poco de diversión a sus vidas, donde y cuando sea posible hacerlo.

Nadie conoce a tus hijos mejor que tú. Tómate un tiempo para descubrir cómo puedes hacer para que esperen con ilusión cada día con la seguridad de que este les traerá nuevas alegrías. Y si te faltan ideas, aquí incluimos siete que te ayudarán a diseñar una cuota diaria de momentos excitantes para tus hijos.

Prepara con antelación buenos momentos
Durante el año escolar nada trae más alegría a los niños que disfrutar de un día sin clases. Este año el Día del Trabajo cae el segundo lunes del año escolar, y eso significa que el primer fin de semana será largo, o sea, de tres días. Inventa algún juego. Vayan al parque, planea una barbacoa, reúne a tus hijos con sus amigos (en persona, si es posible y con mascarillas, o virtualmente). Siéntate con ellos y planifica lo que harán durante los días festivos del año, los días de planeamiento escolar de maestros y cualquier tipo de receso escolar. Piensen qué harán en esos días. Recuérdales que la nueva normalidad todavía incluye días especiales y por esa razón deben apreciarlos aún más de lo normal.

El buen materialismo pasado de moda
Lamentablemente la felicidad o el cariño de tu hijo no se pueden comprar. Al menos, no a largo plazo. Pero algunas compras seguramente facilitarán esa vuelta a la escuela. Ciertamente, el aprendizaje es a distancia, pero eso no excluye que requieran ropa, zapatos y artículos nuevos para el año escolar. 

Si aún no te sientes a gusto yendo a aventurarte a un centro comercial local o a la tienda por departamentos, puedes hacer esas compras en línea. Te daremos una sugerencia: espera a que el año escolar comience realmente (años atrás tenías que hacer las compras antes del comienzo del curso, pero ahora hay menos urgencia) y aprovecha las rebajas. Haz que tus hijos participen activamente en las compras escolares durante la primera o la segunda semana de clases, puesto que eso les servirá de descanso a la realidad del trabajo escolar.

Elabora un Vision Board para fijar metas
Puede que tus hijos sean muy pequeños o ya estén en la primera etapa de la adolescencia. En cualquier caso, anímalos a pensar en las metas y prioridades para el próximo año con un buen proyecto de arte y manualidades a la antigua: un Vision Board. Se trata de un cartel en forma de panel para colocar en él imágenes, dibujos, plantillas, pegatinas, letreros y cualquier cosa que les ayude a concentrarse en el próximo año. ¡Crearlo puede ser muy divertido! Despliégalo en el espacio de estudio / escuela del hogar para que puedan consultarlo con frecuencia y tengan esas prioridades frescas en su mente.

Aprovecha otras locaciones
Aunque es importante crear un entorno adecuado para que el aprendizaje escolar sea regular y consistente, no debes tener miedo de experimentar con diferentes locaciones cuando llegue la ocasión. Si tienes un jardín, patio trasero, balcón u otra área que pueda romper la monotonía de fijar la vista durante largas horas sobre un monitor, no sería mala idea de que experimentaras. Es importante que te asegures de que tu hijo se concentre, ante todo, en las explicaciones del maestro y en el software de enseñanza, pero cambiar de vez en cuando el entorno puede funcionar como un incentivo para que se mantenga bien atento.

El juego de High-Low
Siempre es muy recomendable fomentar la relación con tus hijos, pero resulta particularmente importante al comienzo de este año escolar. El juego High-Low consiste en pedirles que cuenten las mejores y peores partes del día. Funciona mejor si lo hacen a la hora de la cena y este se centra —durante la primera semana de clases— en los aspectos relacionados con el aprendizaje remoto o las novedades de sus compañeros de clase. Así pues, se trata de que relaten que les gustó y qué no. Para más conversaciones sobre este tema, pulsa este enlace.

Alentar la socialización adecuada
Teniendo en cuenta la obsesión de muchos de nuestros niños mayores con las redes sociales, es posible que no tengas que esforzarte demasiado para saber que están activos en estas. Pese a todo, participar en sus redes sociales —en la medida en que lo halles conveniente— podría ayudarlos a dirigir mejor sus interacciones en dichas redes, asegurarte de que estas sean seguras y apropiadas y que pasan un buen rato cuando se conectan.

Aunque los niños, en comparación con sus padres, suelen estar más en sintonía con lo que está de moda y lo que se considera popular, nunca viene mal un par de sugerencias. Por ejemplo, puedes animarlos a que se tomen una foto de ellos mismos vestidos de forma elegante durante el primer día de clases (aunque no tengan ningún lugar adonde ir) y la publiquen en Instagram, junto con un texto simpático (esa tarea déjesela a ellos, pues seguramente sabrán qué escribir). Luego, que entusiasmen a sus amigos para que hagan lo mismo. Es una idea bastante simple, pero podría hacer que esos primeros días de escuela sean más llevaderos y también permitirles tener noticias de sus compañeros de clase. Seguir cómo nuestros hijos usan las redes sociales es complicado, así que si deseas algunos consejos útiles, consulta esta guía.

Más recursos divertidos
Este año el inicio de la educación a distancia estará repleto de desafíos y no todos serán fáciles de superar. Así que no dudes en pedir ayuda si la necesitas. Las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade (M-DCPS) han creado una nueva plataforma de aprendizaje remoto, My School Online, así que es normal que aparezcan algunos contratiempos. Por eso debes pedir a tus hijos que se acerquen a ella con la mente abierta y que disfruten del viaje.

El sistema escolar también ofrece The Parent Academy, que tiene una página completa de Virtual Family Fun. Los maestros tratarán seguramente de animar los días escolares de tus hijos, así que no tengas reparo en comunicarte con ellos para solicitarles ideas o brindar ayuda. Recuerda, The Children's Trust tiene www.stayhome.miami con una gran variedad de actividades interesantes, tanto físicas como mentales, para mantener a tus hijos entretenidos, mientras que The Children's Trust Parent Club tiene talleres que te ayudan a desarrollar las habilidades de crianza y compartir experiencias con otros padres, entre ellas, cómo añadir un poco de diversión a la vuelta a clases.