Un niño ondea una bandera estadounidense con una máscara puesta.

Christine Glade/stock.adobe.com

Preparar a los Niños Para el Frenesí Electoral

Enseñe a los niños tolerancia, empatía y respeto durante tiempos turbulentos.

Según un estudio del Southern Poverty Law Center, el impacto en nuestros niños de las elecciones presidenciales de 2016 fue alarmante. Nueve de cada 10 educadores dijeron que después de las elecciones, vieron efectos negativos en el estado de ánimo y el comportamiento de los estudiantes; ocho de cada 10 informaron de una mayor ansiedad en el caso de estudiantes clasificados como inmigrantes, afroamericanos, LGBTQ y musulmanes; mientras que la mitad de los encuestados indicó que los estudiantes se atacaban entre sí en función del candidato que apoyaban.

Sin duda, las elecciones recientes han sido polémicas. Sin embargo, las elecciones de 2020, debido a una pandemia mundial, el brote de tensiones raciales en partes del país y una economía en declinación, podrían hacer que aquellas parezcan apacibles. Los padres deben preparar a los niños para saber cómo lidiar con lo que podría ser una elección sin precedentes en términos de confusión, ideas venenosas e incluso violencia.

Tomando en cuenta que la nación se muestra tan dividida como siempre, sería recomendable que los padres bajaran el volumen, redujeran la intolerancia y se esforzaran por enseñar empatía y comprensión para todos, incluso en estos momentos tan emocionales. La forma en que un padre debe hacerlo depende en buena medida de la edad de sus hijos y de cuánto pueden entender ellos sobre lo que sucede, así como de cuánto deberían conocer sobre los aspectos negativos de las elecciones.

Aun así, existen conceptos básicos que todos los padres deben seguir a fin de que sus hijos puedan entender lo que sucede de una manera positiva.

Comenzar temprano
Los niños, incluso los más pequeños, absorben más de lo que piensas. Para ellos, lo preferible sería un enfoque de “menos es más”, lo cual no significa que debas aislarlos por completo de lo que ocurre. Bríndales un marco moral y enséñales la tolerancia para todos, sin ofrecer demasiada información que pueda crearles ansiedad. Hay numerosos recursos que pueden ayudar, e incluimos lo básico aquí. The Children’s Trust posee también una página de Educación Cívica para Niños con una lista y enlaces a sitios web, videos y libros (disponibles en las bibliotecas del condado Miami-Dade) que explican a los niños, de manera positiva, lo que acontece.

En tiempos normales, sería formidable llevar a tus hijos a una cabina de votación, mítines, museos y edificios gubernamentales y explicarles su importancia en términos que ellos pudieran entender. Sin embargo, con la limitación de las salidas durante la pandemia, una manera de que entiendan es hacer que tomen parte en conversaciones reflexivas pero sencillas sobre temas ligados a las elecciones.

Traducir la jerga política
A los niños pequeños la política pudiera parecerles desagradable y difícil de entender. Incluso los mayores pudieran reaccionar negativamente cuando las campañas y los comentarios se desvían hacia los ataques personales y el acoso. Ayúdalos a decodificar el significado que hay detrás de esos mensajes de manera adecuada a su edad, y no temas señalar cuando el discurso va demasiado lejos o resulta inapropiado.

En un artículo en línea de Nat Geo Family, “Hablar con los niños sobre las elecciones”, el sitio web lo explica así:

“La mayoría de los niños no entenderán una frase como 'distribuir recursos escasos'. Pero sí entienden los conceptos de compartir y equidad. Los padres también pueden comparar las leyes con las reglas que los niños deben seguir en casa. Ellos poseen una comprensión incipiente del papel que desempeñan las reglas para garantizar que todos se mantengan seguros y saludables”.

Anímalos a pensar de forma independiente 
Por mucho que desees que tus hijos estén de acuerdo contigo, de lo que se trata, al educarlos para la vida, es que puedan pensar por sí mismos y tomen decisiones por sí mismos. Esto es aún más importante en el caso de los adolescentes. En vez de que la conversación gire en torno a quién es el candidato adecuado, lo mejor es formular preguntas que les hagan pensar en lo que determina que alguien sea la opción correcta para la comunidad y el país.

Ayuda a tus hijos, especialmente a los que son estudiantes de escuela secundaria, a encontrar información objetiva y precisa a fin de que puedan formarse sus propias opiniones. Recuérdales la importancia de considerar todas las aristas de cualquier asunto antes de tomar una decision, y de priorizar los temas relevantes y el programa que defienden los candidatos antes que debatir sobre sus características de personalidad. A la vez, que eviten la tentación de calificar a las personas de modo negativo.

Alyssa Westring, coautora del libro, Parents Who Lead, declaró a Nat Geo Family lo siguiente: “En lugar de comentar que un candidato es mala persona o que es tonto, háblales sobre lo que es importante: cuáles son sus valores y si son los mismos que los de tu familia”. Y agregó: “Podrías decirles, por ejemplo, 'Valoro mucho la protección del medio ambiente y aquí hay un candidato que se preocupa por proteger el medio ambiente efectivamente. ¿Qué piensas sobre eso? ¿Qué te preocupa? ¿De qué debe preocuparse un buen politico, en tu opinión?”.

¿Qué hacer con las noticias?
Para los niños mayores analizar juntos el contenido de los medios de comunicación y las plataformas, y determinar cuál de ellos es el más creíble, pudiera ser una magnífica experiencia de aprendizaje. Pero existe también el peligro de que la polarización que prevalece en los medios pudiera inculcarles valores negativos. Si les permites ver las noticias en televisión o en línea, es conveniente que estés presente para desglosar lo que ven y animarlos a hacer preguntas sobre lo que ven y escuchan. Debes prestar especial atención a fin de evitar ciertos anuncios políticos o publicaciones de carácter extremista en las redes sociales. Si aparecen, entonces debes explicar lo que significa.

Reforzar los valores familiares
A fin de cuentas, la elección habrá de verse de manera diferente en cada hogar y familia. Conversa con tus hijos acerca de la importancia de la confianza, la honestidad y el respeto de las opiniones de los demás y asegúrate de que comprendan que las buenas personas, entre ellos los miembros de la misma familia, pueden estar en desacuerdo sobre cuestiones políticas esenciales y, no obstante, continuar siendo las mismas buenas personas a las que uno sigue amando y respetando. El hecho de que algunos candidatos, comentaristas televisivos y muchos adultos hayan perdido de vista lo que es realmente importante en la vida, no significa que tus hijos y tu familia tengan que actuar de la misma manera.