Morris Copeland fue nombrado David Lawrence Jr. Champion for Children homenajeado en 2020.

The Children's Trust

Morris Copeland, a Standard-Bearer for Juvenile Advocacy

El reciente ganador del premio Champion for Children fue designado miembro del personal de la alcaldesa del condado

Al crecer en Liberty City, Morris Copeland supo de las dificultades de los jóvenes negros en las zonas pobres de la ciudad para salvar obstáculos en el tránsito hacia la edad adulta. Incluso con padres comprensivos y responsables, la vida de Copeland podría haber acabado después de que un altercado violento lo puso en peligro. Lo que podría haber sido el final para un niño de 13 años resultó ser el momento que cambió su vida. 

Copeland sobresalió en el estudio, los deportes y la conducta. Obtuvo una beca y asistió a una universidad fuera del estado. El tiempo que pasó en la universidad consolidó aún más su vocación de liderazgo y al graduarse regresó a la comunidad en la que creció para ayudar a los niños desfavorecidos. 

“Los niños pueden hacer cosas malas, pero eso no significa que sean malas personas. Pueden cambiar (y) rehabilitarse. Pueden hacer cosas increíbles, si cuentan con oportunidades”, afirmó Copeland. Durante su vida profesional se ha dedicado a brindar esas segundas oportunidades, principalmente como director de Servicios Juveniles en Miami-Dade y pudo reducir en casi un 70 por ciento la cantidad de niños arrestados. 

Su enorme contribución a la comunidad no pasó inadvertida. La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, lo nombró recientemente director de servicios comunitarios. A fines del año pasado, Copeland fue ganador del premio David Lawrence Jr. Champion for Children 2020 de The Children’s Trust. 

"Es un hombre que nunca se da por vencido con los niños. Está dedicado a servir y mejorar las vidas de los niños en riesgo y lo ha hecho durante más de tres décadas", indicó David Lawrence Jr., presidente fundador de The Children's Trust cuyo nombre está inscrito en el principal premio Champions for Children. 

Copeland espera proseguir su trabajo de toda la vida. “Tenemos que seguir enfocándonos en nuestros niños porque cada uno de ellos posee el potencial para tener éxito, si se les brindan las oportunidades, las herramientas y el apoyo adecuados”, apuntó.