Una familia multirracial disfruta el tiempo juntos durante la cuarentena.

Prostock-studio/stock.adobe.com

Mantenerse Saludable y Seguro Es Mucho Más que Evitar COVID-19

La nueva realidad nos obliga a enfocarnos en la alimentación y vida familiar y laboral saludables

Los pasado cuatro meses, la conciencia colectiva del país se ha enfocado en mantenerse saludable y segura previniendo contraer  COVID-19. A medida que seguimos en esta pandemia, más nos damos cuenta de que, es más importante adoptar hábitos saludables en lugar de evitar el contagio del virus. 

Mientras las familias aprenden a lidiar con las nuevas realidades con respecto a su suministro de alimentos y el tiempo trabajando desde casa o en la oficina y en otras áreas, los expertos están dedicando más tiempo en determinar cómo mejor ajustar los hábitos y estilos de vida para asegurar que todos puedan disfrutar una vida saludable sin importar las circunstancias. 

El Consorcio para un Miami Dade Saludable en conjunto con el Departamento de Salud de Florida en Miami Dade ofreció el seminario web ‘Hogares Saludables, Lugares de Trabajo Saludables’ el pasado 27 de julio. El seminario trató problemas existentes y destacó maneras para que las familias salgan adelante abordando asuntos sobre bienestar durante la pandemia actual. 

No es el Momento para Escatimar en Comida Saludable 
Es esencial que las familias coman bien durante las prolongadas restricciones impuestas por el coronavirus. Pero eso no es tan fácil como suena. “Ahora no es el momento para bajar nuestros estándares alimenticios. Es realmente el momento para elevarlos para ayudar a aumentar nuestra inmunidad y fortaleza”, dijo Vanessa Tinsley, directora ejecutiva de Bridge of Hope y presentadora durante el seminario web. 

Tinsley comunicó que la clase de alimentos que consumimos durante la pandemia era particularmente importante porque afecta nuestra salud física y mental. Lo que ella calificó como alimentos “pseudo” o (procesados) tienen un impacto negativo perdurable. 

“Desafortunadamente la crisis financiera (con frecuencia) induce a tomar malas decisiones de comida que impactan nuestra salud, porque es uno de los pocos gastos flexibles que tenemos”, expresó. “Cuando enfrentamos una crisis monetaria comenzamos a manipular nuestros gastos y nuestro presupuesto para alimentos es fácilmente ajustable. Podemos ver el impacto inmediato de no pagar la renta o dejar de pagar el auto, pero no vemos el impacto de nuestras pobres decisiones alimentarias (hasta) años después cuando resultan en obesidad, alta presión arterial y otros aspectos negativos”, explicó Tinsley. 

Ella también dijo que el consumir alimentos poco saludables resultaría más costoso a largo plazo, (tanto como $1,600 anuales) en gastos adicionales relacionados al cuidado de la salud. 

“Una buena nutrición es súper importante para desarrollar un sistema inmunológico fuerte – un gran aliado para combatir enfermedades”, dijo Leyanee Pérez, enfermera registrada y la dietista comunitaria del Nicklaus Children’s Hospital. Pérez dijo que la clave para una dieta saludable consiste en consumir una combinación de alimentos que incluya vegetales, frutas, proteína magra y la clase correcta de grasas. “Cada vez que comes tienes la oportunidad de hacerlo de forma saludable y nutrir a la familia de manera correcta”, dijo. 

Cuando se trata de alimentación, la regla de oro es incluir frutas y vegetales que cubren el espectro de colores. Los alimentos rojos, anaranjados y verdes oscuros contienen muchos componentes que fortalecen la inmunidad. 

Trabajando de Manera Saludable Desde Casa y Más Allá 
Más allá de los alimentos que consumimos, la pandemia también ha afectado la vida laboral de la mayoría de las personas. Nathan Burandt, mánager del programa de beneficios y bienestar de la Universidad Internacional de la Florida, sostiene que tenemos que hacer ajustes para lograr una vida saludable en el hogar y el trabajo. 

Aunque existen muchos aspectos convenientes de trabajar desde la casa, Burandt indica que tanto individuos como las familias necesitan ser cuidadosos y crear itinerarios que aseguren incorporar hábitos saludables a sus nuevas realidades. “Cuando el hecho de trasladarse al trabajo (hacia y desde) ya no es parte de la rutina, las personas deben adoptar un hábito saludable que ocupe ese tiempo”. 

Mientras que estudios recientes han demostrado que los empleados están trabajando más desde la casa, Burandt dijo que esas personas necesitan estar conscientes de posibles consecuencias negativas. “Estamos haciendo más, pero eso tiene un precio”, dijo. “La fatiga ‘Zoom’ es real y es necesario monitorearla”. Él señaló que las personas deben imponer límites y no continuar trabajando hasta las 7, 8 o 9 p.m. “El trabajo va a estar ahí la mañana siguiente”. 

Hasta aquellos que tienen que presentarse físicamente a sus trabajos deben hacer ajustes, dijo Burandt. Él resaltó la importancia de priorizar la buena higiene (mascarillas, distanciamiento social, lavarse las manos y más), mantener las estaciones de trabajo limpias, comer bien, tomar recesos frecuentes y manejar el estrés. 

“No sabemos por cuanto tiempo estaremos viviendo bajo estas circunstancias, por lo tanto, hay que hacer los ajustes necesarios mientras estemos viviendo en esta nueva realidad”.

Recursos de Alimentos 
Miami-Dade Food Assistance and Senior Services

Feeding South Florida

Feeding South Florida During COVID-19

Aunt Bertha Referral Services

Jewish Community Services (JCS) Helpline Services o llamar 211

Bridge to Hope Servicios de Alimentos Park and Pop

Urban Oasis Project (Asistencia SNAP para vegetales y frutas cultivados localmente)