Un padre afroamericano habla con su hijo en un banco.

Photo by WavebreakMediaMicro/stock.adobe.com

Ayudando a los Niños a Navegar Momentos Raciales Tensos

Recientes eventos han encarado a los niños con conflictos raciales

El ver símbolos de racismo desplegados dentro del Capitolio junto a carteles, camisetas y propaganda llenos de odio durante la revuelta de enero es un duro recordatorio que este país todavía tiene mucho por solucionar respecto a sus relaciones raciales.

Según celebramos el Mes de la Historia Afroamericana en febrero, es importante que hables con tus hijos sobre el progreso que nuestra sociedad ha logrado al igual que sobre todo el trabajo que falta. Para poder superar la turbulencia del año pasado y comenzar este conciliatoriamente, mantén lo siguiente presente cuando trates el tema con tus hijos.

Sé Honesto y Abierto, pero no Sobrecogedor

No esperes a que tus niños pregunten sobre raza, cuestiónales qué han visto y cómo se sienten al respecto. Ayúdalos a poner estas situaciones en contexto y asegúrales que pueden contar contigo. “Es comprensible que muchos niños estén atemorizados, confundidos y enojados. Los padres deben ayudarlos a procesar lo que están viendo y sus sentimientos”, dijo la doctora Kenya Hammeed en “Una Perspectiva Clínica en Hablarles a los Niños Sobre Racismo”, publicado en Child Mind Institute.

Asimismo, considera la edad del niño. Esta guía básica “Anti-Racismo para Niños: Una Guía por Edad para Combatir el Odio”, de Parents.com te ayudará a determinar qué decirles a tus hijos. “Los más pequeños idealmente son supervisados todo el tiempo, como padre tienes mayor control sobre dónde está tu niño. Con los adolescentes hay que considerar otras cosas. Por ejemplo, podrías tener un adolescente que decide participar en una protesta y, si va a hacerlo, tendrás que discutir maneras para mantener su seguridad”.

Explora sus Sentimientos y Ayúdalos a Procesarlos

Anticipa que tus niños se sentirán desconcertados cuando enfrenten racismo y odio. El que puedan hablar de sus sentimientos te facilitará brindarles el apoyo que necesitan. Háblales sobre lo que provocó cierta emoción y las maneras que ellos pueden emplear esos sentimientos para efectuar un cambio positivo en ellos mismos y a través de sus comportamientos.

Tu cultura, experiencia y etnia determinarán cómo hablas con tus hijos sobre raza. Los padres de niños blancos seguramente no hablarán sobre raza de la misma manera que padres negros, quienes necesitan proteger a sus hijos de los peligros inherentes del racismo. “Las familias negras no pueden esperar hasta la adolescencia para sostener conversaciones sobre identidad. La mayoría de los niños negros a los 10 años ya tiene una perspectiva adulta sobre la construcción biológica, social y racial”, dijo a The Washington Post Afiya Mbilishaka, profesora y psicóloga clínica radicada en D.C.

Asegura a los Niños que Las Cosas Mejorarán y Haz tu Parte

La persistente y larga historia del racismo puede ser angustiosa. Aunque los eventos presentes pueden hacer creer a los niños que el problema no tiene solución, explícales que ha habido progreso. Utiliza libros, medios de comunicación y tu experiencia personal para demostrarles cómo hacer una diferencia en esta lucha. Recuerda que un mensaje positivo y esperanzador reforzará el poder discutir asuntos raciales y ayudar a la sociedad a corregirlos.

Por último, recuerda que más de lo que les dices a tus hijos, ellos aprenden principalmente de tus acciones. Cuando un niño ve a sus padres actuar de manera sensible y respetuosa culturalmente, o tomar una posición contra el prejuicio, racismo o insensibilidad, ellos imitarán ese comportamiento. Ninguna acción es más poderosa que el ejemplo que les brindas, especialmente cuando se trata de diversidad.