Madre sonriente siendo abrazada por su joven hija

moodboard/moodboard/Thinkstock

¡Haz a Tus Hijos Felices Hablándoles!

10 maneras fáciles para lograrlo
Beryl Meyer
Jueves, Abril 5, 2018

Las palabras tienen un inmenso poder, y nuestros mensajes pueden afectar a nuestros hijos mucho más de lo que creemos. Paul Axtell, autor de Ten Powerful Things to Say to Your Kids, comparte las afirmaciones positivas que sirven de apoyo al ego de tu hijo y que les inspiran una profunda sensación de seguridad.

  1. Me caes bien. “Esta afirmación es diferente a ‘Te quiero’”, dice Axtell. “Esta… dice ‘Me caes bien como persona’”. Él insta a los padres a que utilicen ambas expresiones. 
  2. Aprendes muy rápido. A los niños pequeños les encanta aprender, y es algo que hacen muy bien. Animarlos a que aprendan desde temprano tiene un impacto sobre cómo se sentirán hacia el aprendizaje más tarde en la vida, enfatiza Axtell, cuando pudiera tornarse en un reto mayor. 
  3. Gracias. “Las habilidades de interacción social son esenciales para la vida, y la mejor forma de enseñarles cortesía y buenos modales es comenzando temprano", subraya el autor. 
  4. ¿Qué tal si acordamos sobre...? Un poco de diplomacia llega lejos y ayuda a que la familia resuelva sus dilemas. "Tener un acuerdo establecido ayuda a evitar susceptibilidades en común y proporciona una pauta mediante la cual resolver problemas cuando se suscitan", afirma Axtell. 
  5. Cuéntame más. ¿Existe expresión que demuestre mayor interés de tu parte cuando conversas con tu hijo? Invitarlos a que compartan sus pensamientos y sentimientos contigo "conlleva aprender a escuchar", nos explica, "lo cual es siempre una bendición porque indica que te importa". 
  6. Vamos a leer. Abre un libro a la hora de ir a dormir, y abres para tu niño todo un mundo de posibilidades. Como lo señala Axtell, la lectura infunde pasión por aprender – acerca de personas, lugares e ideas – y ayuda a que los niños desarrollen las habilidades que necesitan para triunfar en la vida. 
  7. Todos cometemos errores. Quizás ésta sea una de las afirmaciones más sensibles en nuestra lista porque tranquiliza y normaliza el mensaje que la misma encierra: Que nadie es perfecto. "Bregar con problemas y aprender de los errores son habilidades esenciales para la vida", dice Axtell. "Cuando atraviesas un momento en el que no has estado a la altura de tus propios estándares, tienes la oportunidad de mostrar a tus hijos cómo uno toma responsabilidad por sus errores, y sigue adelante". 
  8. Lo siento. No siempre es fácil decirlo, pero es de un valor incalculable. Axtell subraya la importancia de aprender a darte cuenta de cuándo callar antes de decir algo que luego pudieras lamentar. 
  9. ¿Qué piensas tú? Pedir a tus hijos sus opiniones y comentarios durante conversaciones familiares les da espacio para sentirse más cómodos al expresar sus ideas. Igual de importante, añade él, les permite desarrollar la habilidad de tomar decisiones y tomar responsabilidad por ellas. 
  10. Sí. “Aunque yo creo que 'no' es... una posible opción algunas veces, con demasiada frecuencia los padres tienen un 'no' esperando a escapar de los labios", dice Axtell. "Si creas un patrón de 'sí' en tu familia, descubrirás que no será necesario decir 'no' tan frecuentemente como piensas".